8 tips financieros para emprendedores

Muchos emprendedores tienen grandes ideas, pero algunas de ellas terminan por no llevarse a cabo por diferentes escollos que se encuentran en el camino. Si hay que destacar uno de los escollos principales, es imprescindible hablar del tema económico.

Lanzarse a la dirección o gestión de una empresa es algo más que desarrollar un servicio o un producto. Hay aspectos que se deben dominar para que la empresa pueda tener un largo recorrido. Entre ellos, cabe destacar la gestión comercial, la organización interna, la atención al cliente y al equipo de trabajo o los objetivos de la empresa. Todo esto suele descuidarse por la vorágine diaria.

Tener el control de las finanzas del negocio es fundamental para cualquier emprendedor. Este se puede apoyar en un programa de facturación gratis para llegar a gestionar adecuadamente la economía y tomar las mejores decisiones para su negocio.

¿Son emprendedores los jóvenes de hoy?

Como ejemplo, existe un estudio realizado por la empresa MasterCard que afirma que el 53 % de los jóvenes latinoamericanos entre los 18 y 34 años quieren tener su propio negocio.

Constituir una empresa es una decisión muy valiente y por ello es muy importante que cualquier emprendedor conozca estos pequeños consejos financieros.

1. El tiempo es dinero

El activo más importante de cualquier emprendedor o empresario es su tiempo. Por tanto, las acciones que se llevan a cabo y que no influyen directamente en el negocio son dinero y tiempo perdido.

Es evidente que han de planificarse y llevarse a cabo diferentes reuniones y viajar para que estas puedan celebrarse, pero todo ha de estar muy medido para evitar derrochar el tiempo. Definir las prioridades, los objetivos y las metas es fundamental para no incurrir en una situación financiera compleja.

2. Colchón económico

Los expertos financieros de la empresa MasterCard destacan la complejidad del inicio de un negocio y la inestabilidad de ingresos fijos. Por ello, es conveniente que el emprendedor tenga en cuenta el valor de los gastos personales que se pueden contabilizar a lo largo de un año.

Las ayudas públicas están bien y pueden ser un buen impulso, pero no hay que depender de ellas. El motor de cualquier negocio son los clientes, aunque se ha de controlar el tiempo que va a transcurrir hasta que se empiecen a cobrar las facturas, porque los costes se inician en el primer segundo en el que hay actividad.

Seleccionar el mejor instante para iniciar el negocio es el mejor consejo que puede tener cualquier emprendedor. Durante la planificación estratégica y financiera del negocio se ha de establecer el momento oportuno de inicio.

3. Controlar y manejar adecuadamente el flujo de efectivo

Si una empresa no tiene liquidez, evidentemente está abocada al cierre. Se debe conocer a la perfección dónde está el dinero, cómo llega a la empresa y de qué formas se va.

Ajustarse a los presupuestos es fundamental para no tener sustos.

4. Gastos

Controlar y conocer los gastos no es una actividad secundaria. En muchas ocasiones es incluso más importante que hablar con los clientes.

Hay varios programas gratis de contabilidad con los que se puede comenzar a trabajar en los inicios del negocio.

Existe un estudio realizado por la empresa MasterCard que afirma que el 53 % de los jóvenes latinoamericanos entre los 18 y 34 años quieren tener su propio negocio. Clic para tuitear

5. Separar las finanzas empresariales de las personales

Parece de perogrullo, pero no es así. Muchos autónomos no lo diferencian y creen que el dinero es tanto para el negocio como para los asuntos personales. Para ello, lo ideal es establecer un sueldo fijo y no disponer ni recurrir a más dinero del que corresponde.

6. Controlar las deudas

Los gastos fijos han de llevarse al mínimo posible y, si se ha de comprar material, es conveniente realizar una lista de prioridades e ir adquiriéndolo poco a poco, según el negocio vaya creciendo.

Realizar los pagos de forma puntual es importante para que el historial de crédito sea positivo.

7. Efecto tijera

Se deben mantener los cobros y las posibles estacionalidades controlados, así como disponer de un fondo de emergencias.

El efecto tijera sucede cuando hay que realizar un desembolso para poder fabricar más producto u ofrecer un nuevo servicio del negocio antes de tener ingresos, y no existe un fondo de contingencia.

8. Invertir en educación

Es fundamental invertir en educación para que los negocios puedan prosperar e incluso generar más patrimonio. ¿Cómo? Buscando tanto herramientas para mejorar las habilidades en los negocios como para mejorar la educación financiera.

Es necesario saber cómo ahorrar, cómo hacer presupuestos, cómo usar el crédito de forma responsable, cómo generar un fondo de emergencia o cómo realizar inversiones para la estabilidad de los negocios.

Algunos de estos tips pueden parecer algo muy obvio, pero no por ello son prescindibles. Llevando a cabo todos ellos de manera adecuada, los nuevos emprendedores no tendrán tantos problemas a la hora de lanzar sus productos y servicios al mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2018 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo