El control de stock y cómo reducir el capital inmovilizado

Posiblemente, una multinacional pueda permitirse tener grandes cantidades de dinero inmovilizado, ya sea en mercancía o las infraestructuras para su almacenamiento. Pero, en los casos de las pymes o los autónomos, es más necesario aligerar todas las cargas que excedan y limiten la capacidad de maniobra de la empresa.

El control de stock es uno de los pilares básicos a controlar en una empresa, ya que puede provocar un grave perjuicio para ella.

Implicaciones del stock en los balances de una empresa pequeña

Para una empresa pequeña, puede resultar atractivo a la hora de hacer un pedido de materiales, por ejemplo, aumentar la cantidad para conseguir un precio más competitivo y abaratar costes. El problema viene cuando ese exceso de producto se almacena en las estanterías durante meses, ya que es dinero que sí se ha abonado, pero no se puede recuperar todavía.

En el peor de los casos, es posible que haya que alquilar nuevos espacios para solventar el exceso de producto puntual. Si al coste de material se le imputa ese gasto en almacenaje, lo que, en un principio, parecía un ahorro, deja de serlo y eso va en detrimento de los intereses de la empresa.

El stock figura en el balance como gasto realizado, dentro de los costes variables; pero, si se dispone de más producto del que se necesita, eso incide notablemente en la reducción de beneficios. El resultado es una empresa poco rentable, menos solvente y nada atractiva. Se trata de problemas que solo dependen de disponer o no de un programa de gestión de stock útil y funcional.

Soluciones a considerar para aumentar la competitividad de las empresas

Es importante que los técnicos de compras y almacén trabajen en paralelo para optimizar los gastos y la capacidad de ahorro de las empresas. Por otro lado, los programas de gestión son unas grandes ideas, en este aspecto, ya que facilitan la labor a ambos departamentos. Además, permiten que otros profesionales, como los de producción, puedan colaborar en la organización de las necesidades.

El control de stock puede suponer el crecimiento de una empresa o su permanencia en el mercado Clic para tuitear

Es muy habitual que las necesidades de una empresa respondan a una cierta estacionalidad, así que resulta más raro que las ventas sean constantes durante todo el ejercicio o año natural. Cuando existe dicha estacionalidad, es importante llevar un buen control de stock y pactar una estrategia de entrega con el proveedor que sea conveniente para la empresa. Todo esto podría realizarse con programas de gestión compartidos por los departamentos o las personas implicadas.

En Producción, reciben información directa de Ventas (normalmente), por lo que saben cuál va a ser la cantidad de pedidos a preparar y, por lo tanto, las necesidades de materia prima o el producto que debe adquirirse. Una empresa competitiva invierte en herramientas útiles, que permitan llevar un control lo más exhaustivo posible. De esta forma, pueden programarse las compras o entregas de producto en atención a las necesidades reales, por lo que se secuencia todo el proceso de forma óptima.

Para las empresas pequeñas o con poca capacidad de endeudamiento, estos procesos son importantísimos, ya que, reduciendo el capital inmovilizado y circulante, es posible aumentar su capacidad y liquidez, al mismo tiempo. Asimismo, dispondrían de otra serie de ventajas, como la factura online o los registros, con el fin de mejorar las planificaciones futuras o para las estimaciones de crecimiento.

Conclusión y recomendaciones

Muchas veces, no parece fácil encontrar soluciones para las empresas que proporcionen mejoras sustanciales y, dadas las circunstancias, no se puede dejar nada al azar. Resulta tan negativo tener que rechazar un pedido por no disponer de material para servirlo como almacenar un exceso de producto que limite las posibilidades económicas de una entidad.

Una de las vías más rápidas de aumentar la competitividad de una empresa pasa por el control de stock, pero, dado que intervienen muchas variables y muchos factores, apostar por programas de gestión es esencial.

Una recomendación interesante sería implementar un software de facturación online que, además, permitiese dicho control. Esta es, sin duda, la opción más cómoda y rentable, sin contar con la cantidad de beneficios que aportaría. Los softwares de facturación son empleados por muchas empresas, sobre todo, una vez superan cierta cantidad de movimientos, ya que se convierte en algo necesario. Por lo tanto, añadir funcionalidad a esa herramienta es un acierto.

Finalmente, entre los beneficios que ya se han comentado, cabría añadir el ahorro sustancial que supone adquirir un único producto (en este caso, un software) que permita solventar diversas tareas básicas. Este tipo de operaciones reduce también los costes totales de una empresa, mejora su balance de resultados y aumenta su competitividad en el mercado.

Un autónomo o una pyme conoce la importancia de justificar cualquier coste y controlar los gastos, ya que de ellos puede depender su crecimiento o, incluso, su permanencia en el mercado.

Haciendo click, aceptas las Condiciones legales y la Política de privacidad.

Todos los derechos reservados © 2017 KeyANDCloud

Preguntas frecuentes

Empieza ya tus 15 días gratis