¿Cuáles son los tipos de sociedades?

El hecho de crear una sociedad no es tan raro de ver. Muchos son los autónomos que deciden crearla para poder realizar su actividad empresarial de manera más adecuada. Pero, el que creen una sociedad no implica que dejen de ser autónomos. Lo que sí varía es el estatus legal de su negocio y las obligaciones que han de cumplir.

Tipos de sociedades

Está claro que a veces convendrá o no crear una sociedad, pero normalmente se suele dar cuando dos o más personas toman la decisión de asociarse y emprender un nuevo proyecto en común en el ámbito empresarial.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Este es el tipo de sociedad más común. Destaca su gran expansión en el campo de las pequeñas empresas. Además, es la más recomendable para operar en el tráfico jurídico. Según los datos del Directorio Central de Empresas del INE, en 2009 había 1.140.820 sociedades limitadas, que conforman prácticamente el 34% de las empresas. Este tipo de sociedad tan solo se ve superada por las personas físicas individuales.

Sus ventajas son:

1.- La responsabilidad frente a acreedores, que está limitada al capital social.

2.- La sencillez que tiene en lo que se refiere a trámites burocráticos. Tiene una gestión mucho más simplificada si se compara con la S.A.

3.- Los costes de constitución son de un precio asequible: En torno a 600€, teniendo en cuenta que el capital y el s.s. van aparte.

4.- El capital social mínimo exigido es de 3.006€. Se trata de un precio relativamente bajo.

5.- No tiene un mínimo de socios, por lo que una sola persona puede conformar esta sociedad.

Sus inconvenientes son:

1.- No se pueden transmitir las participaciones de manera sencilla, ya que las ventas de la sociedad quedan reguladas por los estatutos de la sociedad y la Ley, por lo que tienen prioridad los restantes socios.

2.- Si se piden garantías personales al pedir financiación necesaria al banco, la responsabilidad limitada se pierde en demasía.

Sociedad Anónima

Se suele usar pro las empresas grandes que tienen numerosos accionistas. Según el estudio de 2009, conforman el 3.26% de las empresas.

Sus ventajas son:

1.- La responsabilidad se limita frente a los acreedores según el capital social y bienes a nombre de la empresa en cuestión.

2.- Se tiene una total libertad al transmitir las acciones.

3.- Facilita la incorporación de inversores.

4.- Puede ser unipersonal.

Sus inconvenientes son:

1.- El capital social mínimo a pagar es más elevado que en las demás sociedades.

2.- La gestión administrativa es más compleja.

Sociedad Limitada Nueva Empresa

Comenzó a regularse en 2003, con el fin de facilitar y agilizar la creación de sociedades del tipo mercantil por parte de pequeños emprendedores.

Sus ventajas son:

1.- Todas las que tiene una S.L.

2.- Constitución rápida y ágil, ya sea mediante internet o de manera presencial.

3.- Sistema de contabilidad simplificado.

4.- El objeto social es de tipo abierto.

5.- La denominación social especial, que permite la obtención en 24 horas.

6.- Ventajas fiscales mediante aplazamientos.

Sus inconvenientes son:

1.-  Comparte las características de una forma jurídica transitoria.

2.- El nombre de la sociedad está condicionado.

Cooperativa

Es la sociedad perfecta para aquellos empleados que sean también los propietarios de las empresas donde trabajan. En 2009, el 0,7% de las empresas eran de este tipo.

Sus ventajas son:

 1.- Su gran carácter social.

2.- La organización participativa y democrática.

3.- La responsabilidad que se tiene frente a acreedores limitada al capital social y bienes a nombre de la empresa en cuestión.

4.- Los beneficios fiscales en la tributación y la constitución.

5.- La obtención de ayudas y subvenciones.

6.- El derecho a desempleo si se ha llegado a cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social.

7.- Autofinanciación si hay beneficios.

Sus inconvenientes son:

1.- Mínimo de 3 socios trabajadores.

2.- Menor agilidad si el funcionamiento es asambleario.

3.- Tiene una mayor complejidad administrativa al realizar la constitución.

Sociedades Laborales

Forma especial de S.L. o S.A. en las que la gran parte del capital pertenece a los empleados de la misma. De ahí que se consideren como una economía social y que cada vez tengan más aceptación.

Sus ventajas son:

1.- Su carácter social.

2.- La responsabilidad frente a los acreedores limitada al capital social.

3.- Los beneficios fiscales al realizar la constitución.

4.- Las ayudas y subvenciones.

5.- Derecho al desempleo.

6.- Autofinanciación.

Sus inconvenientes son:

1.- Mínimo 3 socios, siendo 2 de ellos trabajadores.

2.- Menor agilidad al tomar decisiones.

3.- Mayor complejidad administrativa.

Sociedades Profesionales

Forma especial de S.L. que se reguló en 2007 y con una buena acogida.

Sus ventajas son:

1.-  Evitan el intrusismo profesional para que personas sin formación no perjudiquen.

2.- Ofrecen mayores garantías económicas y coberturas a los ciudadanos.

Conclusión

El proceso de facturación de cada tipo de sociedad es diferente, pero está claro que todo depende del capital de cada empresa y de los empleados y socios que tengan. Hay muchas sociedades para elegir la perfecta, dependiendo de muchos factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2018 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo

Comienza ahora tus 15 días gratis