En qué consiste el Interim Management

El mundo de los negocios está en constante evolución y, por ello, en ocasiones se presentan términos que pueden resultar complejos. En este artículo va a explicarse uno de esos términos, en concreto el interim management.

¿Qué es el interim management?

Traducido a español significa “dirección de transición”. Hace referencia a la contratación de personal de dirección con suficiente trayectoria y experiencia profesional para cubrir todas las necesidades de gestión de una organización empresarial.

¿Qué puede aportar el interim management al departamento financiero?

Un buen director financiero no solo debe estar capacitado para interpretar y analizar la información relacionada con la contabilidad o la tesorería, sino que debe alinear las estrategias corporativas y financieras, además de conocer qué posibles factores externos e internos pueden influir en ellas. Debe reunir las habilidades en materia de negociación necesarias para establecer relaciones estratégicas con stakeholders y gestionar los riesgos financieros adecuadamente. Además, debe saber dirigir a la perfección diferentes equipos de trabajo en cualquier tipo de departamento de la organización, entre otras facetas.

¿Quién es el interim manager?

Es un profesional debidamente cualificado, capacitado y avalado por su dilatada trayectoria profesional, tanto en la dirección como en la gestión de empresas. Se contrata para dirigir y gestionar situaciones excepcionales de carácter urgente. Puede definirse como un experto en procesos de cambio dentro de las empresas.

Si una empresa no cuenta en su departamento de gerencia con un amplio equipo y es necesario apoyar algún proyecto concreto desde la dirección, un interim manager será la mejor solución durante un tiempo limitado.

La propuesta de valor que rodea a esta figura en las empresas que optan por contratar sus servicios se basa en velocidad, objetividad, compromiso, experiencia, efectividad, responsabilidad, calidad y retorno de inversión.

Un director financiero de transición llevará a cabo la implementación de planes para reducir costes y detectará posibles errores relacionados con los sistemas de información de costes. Clic para tuitear

¿Cuándo se contrata?

Algunas de las situaciones más comunes que pueden llevar a contratar a un interim manager son la sustitución temporal de un directivo hasta que se ocupe ese puesto de forma permanente, el desarrollo de un nuevo servicio o producto por parte de uno de los departamentos de la empresa, gestionar la apertura a un nuevo mercado o un realizar un cambio en el seno de la propia empresa.

Esta figura también puede llegar a cubrir las necesidades que tiene una startup o nueva empresa en materia de gestión o implementar los planes estratégicos relacionados con el crecimiento empresarial.

Un interim manager también se encarga de implementar aquello que se ha ultimado tras una consultoría, en el supuesto de que la empresa haya contratado también este servicio.

¿Qué circunstancias pueden motivar la contratación de un interim manager financiero?

En el marco de la responsabilidad y el trabajo que compete a un director financiero, lo que puede motivar la contratación de un interim manager va encaminado a una ampliación de su función. Adquiere mayor notoriedad para establecer relaciones estratégicas y apoyar tanto el trabajo de otros departamentos de la empresa como las decisiones esenciales a nivel estratégico.

Un director financiero de transición llevará a cabo la implementación de planes para reducir costes y detectará posibles errores relacionados con los sistemas de información de costes. Estos últimos son el conjunto de procedimientos y reglas que reúnen todos los datos de contabilidad relevantes que proporcionan la información más rentable y eficaz para lograr que la dirección de la empresa pueda tomar las mejores decisiones.

El sistema de información de costes agrupa, clasifica y recoge los costes que tienen relación con el proceso de producción y cuya finalidad radica en aportar una información relevante para valorar la misma. También necesitará revisar los modelos de asignación de costes, es decir, las alternativas existentes para obtener aquella información valiosa con la que puedan tomarse decisiones atendiendo a los siguientes objetivos:

– Valoración de producto fabricado y stock.

– Información para el control, la planificación y la decisión.

– Cálculo y análisis de costes.

– Medida y valoración de los servicios o bienes consumidos.

– Interpretación o cálculo de las desviaciones.

– Rendimientos por productos, actividades y centros de costes.

Su cometido puede ser reestructurar el departamento financiero, para lo que necesitará revisar todos los procedimientos de trabajo con la información del cuadro de mando del departamento, así como revisar la forma de recabar toda esa información y el reporting. En este sentido, son muy eficaces las herramientas de business intelligence y las tecnologías financieras.

Otro de los momentos en los que puede contarse con esta figura en una empresa es cuando surge la necesidad de elaborar planes financieros estratégicos y ejecutar las acciones necesarias para su posterior implementación. Igualmente, cuando se pretende analizar nuevos proyectos de inversión en diferentes momentos de crecimiento en la empresa, determinando la rentabilidad, el cash flow y el plazo de recuperación de la inversión.

Una vez demostrada al detalle la importancia del interim management en una empresa, es sencillo deducir lo que puede representar contar con una figura que reúna estas características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2018 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo