La contabilidad y el control de gastos

Como ya se sabe, el objetivo principal de todos los negocios que existen actualmente es crecer y prosperar económicamente. Esto se llega a conseguir a través de un aumento de la rentabilidad, la cual lleva un control de gastosdeterminado, de manera que cada una de sus fases se encuentren identificadas. Para ello, se hace una referencia a los dos tipos de costes a los que se puede enfrentar la empresa.

Costes fijos y costes variables

Costes fijos

Los costes fijos, tal y como su nombre indica, son gastos a los que la empresa debe hacer frente sí o sí, es decir, se produzca la cantidad de bien que se produzca, el gasto será el mismo. Dependiendo, por supuesto, de la capacidad de producción que posea dicha empresa. Por ello, una vez superada la capacidad de producción de la empresa, se deben volver a estudiar las cifras de los costes fijos y por este motivo se confirma que no poseen una estructura diseñada a largo plazo, pues la producción puede variar en cualquier momento.

Aún así, una de las diferencias principales de los costes fijos es que son periódicos, es decir, se repiten con una frecuencia determinada a lo largo del tiempo. Como claro ejemplo se puede ver el alquiler, cuya factura es la misma todos los meses.

Costes variables

Esta es la otra cara de los costes: los costes variables. Se trata de un tipo de coste que permite a la empresa tener mayor flexibilidad, así como una adaptación más adecuada a sus necesidades. Ahora bien, estos tipos de costes están relacionados directamente con la cantidad de producción que se dé en la empresa. Si la producción es mayor, los costes variables aumentarán. Sin embargo, si la producción decrece, los costes variables disminuirán. Los ejemplos más claros de las producciones basadas en costes variables son las materias primas o mercaderías.

Por otro lado, es necesario añadir que por mucho que los costes variables proporcionen a la empresa una mayor flexibilidad, los costes fijos no pueden estar por encima de los costes variables en el punto de equilibrio, pues la rentabilidad sería escasa.

Ventajas de la contabilidad de costes

Actualmente, las empresas se ven en la obligación de adaptarse a las novedades que propone el mercado a través de cualquier tipo de software de gestión que les haga menos complicado todo el proceso que conlleva la contabilidad. Por ello, se puede afirmar que un estudio correcto de la contabilidad de costes puede proporcionar a la empresa un gran número de ventajas, llegando a tener un papel clave dentro de las decisiones estratégicas de la empresa en cuanto al control administrativo o a la planificación empresarial.

La contabilidad de costes promueve el diseño de un programa de contabilidadque trate de cumplir los objetivos que se fijan en la empresa. De la misma manera, ayuda a analizar, así como controlar todo lo referente a los gastos de la empresa, evolución e incluso distribución, referente a diferentes periodos de tiempo de la empresa. Para ello, entre las herramientas que se usan para comprobar estos datos vemos los presupuestos o el coste de las actividades de la empresa.

Por otro lado, también se puede afirmar que la contabilidad de costes trata de mejorar la eficiencia de la empresa, pues prestan especial atención en el control administrativo. Así, se podrán ver los recursos que posee la empresa, así como el uso que se les brinda y la eficiencia a la hora de cumplir objetivos.

Control de costes

La contabilidad de costes no posee ningún tipo de requisito esencial, pues su uso es interno, por lo que no es obligatoria. Aún así, lo más recomendable es usar un programa de contabilidad al cabo de diferentes ciclos determinados de tiempo. De esta manera, todas las regularidades podrán ser resueltas de la forma más eficiente posible. La pregunta es la siguiente: ¿Cada cuánto tiempo es recomendable realizar un seguimiento?

Seguimiento diario

Las regularidades que se puedan producir en la empresa se captan casi al momento y esto supone un gran beneficio, pues se pueden evitar males mayores.

Seguimiento trimestral

El seguimiento se realiza en cuatro momentos a lo largo del año, de manera que todo el esfuerzo se concentra en esos periodos.

Seguimiento mensual

Se trata de un término medio entre las dos opciones anteriores. No es tan eficaz como un seguimiento diario, pero el margen de tiempo estimado que proporciona a la empresa es el suficiente como para asegurarse de que todo está en orden.

A modo de resumen

Actualmente se ofrece a las empresas una gran cantidad de métodos a través de los cuales realizar un seguimiento completo sobre todos los aspectos que incumben al correcto desarrollo. Por ello, es necesario prestar atención a la importancia del control empresarial y que todos los aspectos de las empresas estén bien atendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2019 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo

Comienza ahora tus 15 días gratis