La interpretación de la cuenta de resultados

La cuenta de resultados o cuenta de pérdidas y ganancias es un documento financiero que elaboran todas las empresas y que resume los ingresos y gastos durante un período de tiempo, generalmente un trimestre o año fiscal, al que se denomina ejercicio contable.

Gracias a esta tabla, en la que se refleja la historia económica de una organización durante un determinado periodo, se conoce el resultado neto de una entidad, es decir, si ha resultado rentable durante un ejercicio o no. Esto tiene una triple lectura:

– Fiscal. Gracias a ella, la entidad puede justificar su actividad.

– Informativa. Permite a una empresa analizar su situación, medir y planificar su flujos para resultar más rentable.

– Probatoria. Con ella se prueba la salud económica frente a posibles inversores o prestamistas.

Los registros incluidos en este documento brindan información sobre la capacidad de una empresa, o la falta de ella, para generar ganancias al aumentar los ingresos, reducir los costes o ambos.

Programas de contabilidad

En la actualidad, muchas pequeñas y medianas empresas (pymes), asesorías o autónomos recurren a un programa de contabilidad para poder llevar un control exhaustivo de la marcha de su negocio. Este tipo de herramientas ayudan a gestionar una pyme y no requieren conocimientos previos para ello. Además, estas plataformas permiten operar desde cualquier punto con conexión a Internet, algo que facilita aún más el control de la actividad económica.

Los precios de programas

El precio de los programas puede variar mucho dependiendo de sus prestaciones. Muchas empresas ofrecen periodos de prueba, para que el cliente conozca las funcionalidades antes de decidirse. Pero en todo caso, un programa de este tipo siempre resulta rentable por la necesidad de tener actualizados y en orden todos los resultados.

Documento esencial

La cuenta de pérdidas y ganancias es uno de los tres estados financieros que publica cada compañía anualmente, junto con el balance y el estado de flujo de efectivo. La cuenta y el estado de flujo muestran los cambios durante un período de tiempo determinado. El balance general, por otro lado, es una instantánea que muestra el activo, el pasivo y el patrimonio neto.

Las principales partes de las que debe constar un documento de este tipo son:

– Nombre de la empresa.

– Nombre del documento.

– Periodo que se refleja.

– Información financiera: ingresos principales (ventas brutas, ventas netas, costo de la mercancía vendida, inventario inicial, costo de ventas, etc.).

– Gastos de operación: gastos de ventas, gastos de administración.

– Otros ingresos y egresos.

La cuenta de resultados es un documento esencial en cualquier empresa; para conocer hasta sus últimos detalles, utilizar un programa de contabilidad puede facilitar mucho el proceso Clic para tuitear

Elementos

Más concretamente, la cuenta de resultados se sostiene sobre la base de 5 elementos:

– Resultados de explotación.

Se obtienen tras calcular los ingresos y restar los gastos normales de explotación, incluidas las amortizaciones.

– El resultado operativo o EBITDA

El EBITDA arroja datos esenciales para analizar la contabilidad de una empresa. Es una palabra formada por las siglas en inglés de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization). Es decir, es la ganancia bruta cuando los cálculos se han realizado previamente a la deducibilidad de lo que se conoce como gastos financieros.

– El resultado financiero

Al restar los gastos a los ingresos de la misma naturaleza, se obtiene el resultado financiero. En el capítulo de gastos se tienen en consideración conceptos como intereses por créditos o préstamos, mientras que en el de ingresos se contemplan intereses que puedan beneficiar a la entidad.

– El resultado extraordinario

Cuando se produce bien un gasto o bien un ingreso de una manera que no está previamente contemplada y no es habitual en la actividad del negocio, se originan unos movimientos que se usan para calcular el resultado extraordinario.

– El resultado neto

Es la resultante de restar el impuesto sobre beneficios al resultado obtenido en caso de que se hayan producido ganancias. Los resultados antes de pagar impuestos también se denominan EBIT (Earnings before interests and taxes), en castellano BAII, siglas de beneficios antes de intereses e impuestos. Por su parte, el impuesto sobre beneficios es un gravamen a los rendimientos empresariales.

No obstante, dependiendo del tamaño y la complejidad de una empresa, su cuenta de resultados puede variar.

Interpretar la cuenta de pérdidas y ganancias

Analizar de manera correcta un documento de este tipo requiere conocer y recabar ciertos datos, como cuentas de resultado anteriores con las que poder comparar en caso de que haya alguna desviación de la tendencia general, fechas de pagos y cobros, cuáles son los gastos fijos y cuáles los variables, etc. En última instancia, se debe esclarecer lo que ha acontecido en la empresa durante el ejercicio contable.

Conclusión

La cuenta de resultados es un documento esencial en cualquier empresa; para conocer hasta sus últimos detalles, utilizar un programa de contabilidad puede facilitar mucho el proceso. Hay precios de programas que dan la posibilidad a cualquier autónomo, pyme o asesoría de gestionar mejor sus cuentas y aumentar su margen de ganancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2019 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo

Comienza ahora tus 15 días gratis