El modelo 111 en las retenciones por cuenta del IRPF de los autónomos

El modelo 111 de retenciones e ingresos por cuenta de IRPF delimita los importes que todo trabajador autónomo, empresario, profesional o sociedad debe declarar en concepto de todas las retenciones que ha realizado a sus trabajadores para el pago de sus nóminas y las facturas correspondientes a dicha retención.

Se trata de un impreso destinado a los autónomos, y que cuya presentación está regulada por la Orden EHA/586/2011 del 9 de marzo. Con todo, se aprueba así el modelo 111 de retenciones e ingresos a cuentas de IRPF. Este modelo abarca diferentes ámbitos como ganancias patrimoniales, actividades económicas y laborales, así como imputaciones en la renta.

Los actores del modelo 111 de retenciones e ingresos por cuenta de IRPF

Este modelo 111 implica a diferentes actores. Principalmente, se trata deempresarios, sociedades o la facturación de autónomos que se vean afectadas por diferentes tipos de renta después de haber retenido, durante un período de tiempo determinado, parte del importe de la nómina de los trabajadores, facturas de compra o profesionales.

Entre este tipo de renta se encuentra todo lo relacionado con el rendimiento del trabajo (como las nóminas), actividades profesionales que requieran una retención fiscal o actividades que utilicen otro método fiscal al habitual,rendimientos que procedan de la propiedad intelectual o industrial, del arrendamiento o subarrendamiento de bienes o inmuebles, así como los procedentes a la explotación de derecho de imagen.

Plazo y forma de presentación del modelo 111

Todas las personas que requieran la presentación del modelo 111 de retenciones e ingresos por cuenta de IRPF deberán hacerlo trimestralmente. Al finalizar un trimestre estarán obligados a declarar el anterior. Por ejemplo, el primer trimestre deberá declararse entre el 1 y el 20 de abril, ambos incluidos. Los 20 primeros días de julio serán las fechas para presentar el modelo del segundo trimestre, mientras que en los 20 primeros días de octubre y los 20 primeros días de enero del año siguiente deberá presentarse el modelo del tercer y el cuarto trimestre, respectivamente. Al final del ejercicio, y en coincidencia con la declaración del cuarto trimestre, se deberá presentar un resumen anual donde se mostrará en detalle la identidad de los perceptores del modelo 111, mediante el modelo 190.

Sin embargo, las grandes empresas y la administración pública tienen la opción de realizar autoliquidación de forma mensual. En estos casos, el procedimiento será similar al mes siguiente. La única diferencia radicará en el mes de julio, que deberá presentarse durante el mes de agosto y los veinte primeros días del mes de septiembre posterior. Si algún día coincidiera con un sábado, o día no hábil, se trasladará al siguiente día hábil del siguiente mes.

La forma de presentación del modelo 111 será en papel o a través del ordenador. En el caso de optar por la primera opción, el trabajador autónomo tiene la opción de comprar el modelo en una delegación de Hacienda, o bien generar un documento PDF e imprimirlo. El afectado estará obligado a rellenar el documento en bolígrafo mediante letras mayúsculas.

Procedimiento para rellenar el modelo 111

A la hora de rellenar el modelo 111 se deberá ser especialmente cuidadoso con no cometer errores. Por ello, se seguirá el siguiente procedimiento:

Rendimientos del trabajo: se dividirá entre número de trabajos a los que se retiene el IRPF, el sumatorio de todas las bases imponibles, el importe total de las retenciones, así como si fuera necesario hacer constar rendimientos en especie.

Rendimiento de actividades económicas: se deberá seguir el mismo procedimiento anterior si el declarante ha realizado dicha retención en concepto de actividades económicas.

Otro tipo de percepciones: en esta parte del documento se deberá delimitar la declaración a los premios ganados en lotería, actividades de ocio o rifas. No es muy habitual tener que rellenar esta casilla.

En la práctica, y si se ha realizado correctamente, la suma de la liquidación debería salir como resultado cero. En caso de cometer algún tipo de error se deberá enmendar con la declaración complementaria. Este tipo de declaración solo es necesario para corregir los errores en importes cometidos. Se rellenarán con una cruz los importes correctos, y se identificará con la anterior declaración mediante el número de identificación anterior de 13 dígitos.

Conclusión

La presentación del modelo 111 de retenciones e ingresos por cuenta de IRPF es de extrema importancia. Por ello, la Agencia Tributaria pone a disposición de los contribuyentes la posibilidad de un programa de facturación online. A través de su página web, será posible cumplimentar este modelo 111.

Al mismo tiempo, existen programas de facturación gratis sin la necesidad del pago del coste del documento en papel. Con todo, es de extrema importancia ser muy precisos a la hora de rellenarla para evitar problemas posteriores. En caso de error, se puede subsanar mediante la declaración complementaria. Se puede rellenar tanto telemáticamente como en papel, así como de forma trimestral o mensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2018 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo

Comienza ahora tus 15 días gratis