Pasos para calcular el finiquito por despido de un trabajador

A través del finiquito se pone fin a una relación laboral mediante una propuesta de liquidación de las cantidades devengadas y que todavía no han sido percibidas por el trabajador. La iniciativa para calcular el finiquito y elaborar la correspondiente propuesta de liquidación es de la empresa. En ella, se deben tener en cuenta todos los conceptos por los que el trabajador ha devengado un derecho de cobro que todavía no ha sido satisfecho. Una vez practicados todos los cálculos, el trabajador puede mostrar la conformidad con la cuantía, o mostrar su disconformidad, pero cobrar el montante.

La propuesta de liquidación del finiquito ha de elaborarse en los casos de extinción de la relación laboral, con independencia del motivo de dicha extinción.

Consulta aquí los pasos para calcular el finiquito Clic para tuitear

Conceptos para tener en cuenta para calcular el finiquito

En el finiquito se deben incluir todos los conceptos por los que la empresa adeuda al trabajador una suma de dinero, como pueden ser:

1. La parte proporcional de la paga extraordinaria que no se haya pagado con anterioridad: en el caso de que la paga extraordinaria no se haya abonado con anterioridad porque no esté prorrateada en los pagos mensuales, se deberá calcular la parte proporcional que se haya devengado en el momento de finalizar la relación laboral.

2. Vacaciones generadas, pero aún no disfrutadas por el trabajador: teniendo en cuenta las vacaciones anuales, debemos calcular los días que se han generado y que no se han disfrutado para añadir la suma dineraria correspondiente al finiquito.

3. La parte del salario que corresponda al mes en el que se extingue la relación laboral.

4. La correspondiente indemnización. Evidentemente, solo procederá en los casos de despidos en los que haya que indemnizar al trabajador. Su cuantía dependerá de diversos factores que deberán ser analizados en cada caso particular.

5. Cualquier otra cuantía que la empresa deba al trabajador, como pueden ser pluses, comisiones, deudas, etc.

¿Se pueden descontar del finiquito cuantías que el trabajador adeude a la empresa?

Sí. Cualquier cantidad que el trabajador adeude a la empresa (como, por ejemplo, un anticipo) se podrá descontar en la propuesta de liquidación del finiquito.

¿Cómo se hacen los cálculos?

1. Cuantía correspondiente al salario del mes en curso

Para calcular el dinero que la empresa debe por los últimos días de trabajo, el cálculo empieza por dividir el sueldo mensual por los días del mes. De esta forma, obtenemos la suma que hay que pagar por cada día de trabajo y solo tendremos que multiplicar esa cantidad por los días adeudados. Por ejemplo: si tenemos un sueldo de mil euros y tenemos que pagar hasta el día cinco del mes, dividiremos 1.000 € entre 30 días y el resultado lo multiplicaremos por 5 (1.000 € / 30 = 33,3 x 5 = 166,6 €).

2. Cuantía correspondiente a las vacaciones no disfrutadas

En este caso, tenemos que calcular las vacaciones que el trabajador ha devengado y no ha disfrutado. Para ello, debemos hacer uso de una regla de tres. Primero estableceremos la relación entre los días de vacaciones que corresponden por un año trabajado y los que corresponden hasta el momento de la extinción de la relación laboral. Evidentemente, debemos descontar las vacaciones que sí se hayan disfrutado. Una vez averiguado el número de días de vacaciones generadas y no disfrutadas, simplemente tenemos que multiplicar esos días por el sueldo diario.

3. Cuantía correspondiente a las pagas extraordinarias

En este caso, el procedimiento es similar al cálculo del salario del mes en curso. Primero debemos calcular la parte de la paga extraordinaria que se devenga cada día. Posteriormente, multiplicaremos el resultado por los días en que se haya devengado el derecho de cobro hasta el día la extinción de la relación laboral. Solo tendremos que hacer este cálculo cuando la paga extraordinaria no esté incluida en los pagos mensuales.

Cuantía total del finiquito

Una vez calculado el importe de cada uno de los conceptos que componen el finiquito, el siguiente paso, sencillamente, consiste en sumarlos. La suma obtenida es la cantidad total que se debe abonar al trabajador.

Hay que tener en cuenta que el cálculo del finiquito varía en función de la forma en que termine la relación laboral. En caso de una baja voluntaria o cuando se alcance el fin del contrato, los cálculos referidos anteriormente serán suficientes. Pero si se trata de un despido en el que haya que pagar una indemnización, la misma deberá tenerse en cuenta. Para el cálculo de la indemnización deberán tenerse en cuenta aspectos como el salario bruto, la antigüedad del trabajador, o los días por año trabajado que correspondan en función del tipo de despido.

Como hemos visto, el cálculo del finiquito puede ser una cuestión compleja. Diversas herramientas digitales como el software de gestión o un programa para asesorías pueden facilitarnos la labor.

Finalmente, hay que señalar que la cantidad derivada de la propuesta de liquidación del finiquito debe abonarse desde el momento en que se termina la relación laboral.

Haciendo click, aceptas las Condiciones legales y la Política de privacidad.

Todos los derechos reservados © 2017 KeyANDCloud

Preguntas frecuentes

Empieza ya tus 15 días gratis