Tesorería y cuentas de resultados

La tesorería y la cuenta de resultados son dos conceptos que, con bastante frecuencia, son confundidos por los empresarios. Sin embargo, es crucial saber que son nociones que podrían resultar hasta contradictorias u opuestas entre sí. Es posible que, en un determinado momento, una compañía esté pasando por una época de pérdida de beneficios, mientras que la situación que se encuentre en la tesorería sea realmente buena. Esta circunstancia también puede darse a la inversa, de manera que la misma esté teniendo una buena etapa de ganancias, pero tenga una mala tesorería. Dado que estos conceptos son difíciles de separar, conviene analizarlos brevemente y explicar cada uno.

La cuenta de resultados también puede ser conocida como cuenta de pérdidas y ganancias. Es un documento que aporta los resultados acerca de cómo se ha ido gestionando una determinada empresa en un período de tiempo. Está compuesta por la entrada y la salida de dinero que se realiza, inevitablemente, como consecuencia de una serie de negocios. Y este tipo de operaciones son las que conforman un área de contabilidad.

En cambio, la tesorería, y más concretamente el área de tesorería, es la encargada de realizar todo este tipo de operaciones de la empresa, las cuales compondrán la entrada y la salida de liquidez mediante los negocios que quieran llevarse a cabo.

Por ello, lo que conviene saber es que todas las operaciones monetarias que realiza el área de tesorería conducen, evidentemente, a obtener unos determinados resultados económicos, los cuales hay que reflejar de alguna manera. Normalmente, esto se plasma mediante un documento que se encarga de realizar el área de contabilidad, y se llama cuenta de resultados o cuenta de pérdidas y de ganancias.

Otros aspectos que conviene conocer

Sin embargo, hay que considerar que las operaciones contables, que hay que llevar a cabo tras todos los movimientos de la tesorería, son bastante complicadas. Puede que en una pequeña o mediana empresa aún puedan realizar operaciones contables de una manera relativamente sencilla, pero, para una gran empresa, confeccionar un documento contable de manera manual es extremadamente complejo y, sobre todo, tedioso. Incluso en el caso de una pequeña o mediana empresa, la llevanza de la gestión de este tipo de operaciones es tan pesada que, en ocasiones, plantea la duda acerca de si hay una manera mucho más rápida y eficiente de realizarla.

Pues bien, este tipo de documentos contables confeccionados de manera manual son cosa del pasado, ya que hoy en día, efectivamente, existen medios mucho más rápidos y eficientes capaces de llevar a cabo este tipo de tareas. Se trata de una serie de programas de gestión que permitirán llevar esta tarea de manera más asequible. Son programas informatizados que pueden usarse de una manera muy sencilla desde un ordenador. De esta forma, será mucho más fácil llevar la facturación y la contabilidad de la empresa, ya sea esta grande, mediana o pequeña.

Cuáles son las diferencias entre tesorería y cuenta de resultados Clic para tuitear

Y también cabe destacar que muchas de estas aplicaciones informáticas son gratuitas, aunque es posible adquirir un programa de asesorias contables pagando por ello un determinado precio, y conviene tener en cuenta que ello proporcionará a la compañía una serie de servicios añadidos que no podrá encontrar en una aplicación gratuita. Si bien es cierto que las herramientas contables gratuitas pueden resultar profesionales de la misma manera, aportando el soporte suficiente como para que todas las operaciones contables sean realizadas satisfactoria y exitosamente.

No obstante, hay que tener ciertas precauciones a la hora de adquirir un software de facturación, ya sea este gratuito o de pago. Y es que gracias a la informatización y al avance de la tecnología no solamente es posible disfrutar de este tipo de utilidades, sino que existe una variedad muy grande de las mismas. Ello obliga a que la selección de un programa de asesorias concreto sea cada vez más detallada y compleja, y cada empresario tendrá que dar cuenta de las características o necesidades concretas de su organización. Este punto es bastante importante, ya que decantarse por una opción de pago sin antes comprobar que se adecúa a las características de su compañía puede suponer una inversión monetaria errónea. Esto no es algo que pase con las opciones gratuitas, pero probar el inmenso catálogo de aplicaciones de facturación supone, de igual manera, una pérdida de tiempo importante.

En conclusión, a la hora de adquirir uno de los muchos programas de gestión que se ofrecen en el mercado es importante tener en cuenta la diferencia que existe entre la tesorería de una empresa y las cuentas de resultado, así como conocer las necesidades concretas de la empresa para poder escoger la herramienta que más se adapte a ella. Y, por supuesto, que la opción de decantarse por una de estas utilidades siempre será una mejor opción que llevar a cabo las cuentas manualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2012 - 2018 KeyANDCloud S.L. | Aviso Legal | Política de privacidad

Comienza ahora tus 15 días gratis

KeyANDCloud

Barcelona

Andorra

Solicitar Demo

Comienza ahora tus 15 días gratis